RSS

Los valores en la vida familiar

Nunca habrá palabras para expresar lo definitiva que es la familia como medio para formar en los valores al individuo humano. En la familia hay oportunidad como en ningún otro lugar, para que el individuo se sienta en su mundo valorativo, allí se dan cercanos, propios y personales, sentimientos tan vitales como el amor, la amistad, la dignidad, la libertad, el ideal, la alegría, la solidaridad, el dolor, etc., es decir en la familia se inicia la vivencia de ese mundo cuya estima esta reservada con exclusividad al ser humano. Es allí donde, en términos de normalidad, se pueden y se deben vivenciar con positividad las actitudes, las conductas y los comportamientos pertinentes a los valores. Depende como se vivencien los valores en el grupo familiar, es la categoría de cada valor.

La familia o la vida familiar entonces constituyen el mejor de los ambientes para que los valores se den, ya desde el compromiso de mayores, haciendo que aquellos se acrecienten y extiendan a otros valores, o bien aprendiéndolo como hijos en la medida en que se vaya desarrollando la personalidad física, moral y emocionalmente.
La tarea educativa pertenece fundamental y prioritariamente a la familia. La función del estado es subsidiaria, su papel es el de garantizar, proteger, promover y suplir.

VIVENCIAS SOCIALES EN FAMILIA.

• El servicio

Los padres y los hijos conforman la mas autentica empresa de servicios. Todo lo que la familia se hace hacia adentro y hacia a fuera, es un servicio alrededor del nombre y para el hombre. En lo interno la familia satisface necesidades básicas y personales; allí hay formación y realización para quien, hay crecimiento y desarrollo en la personalidad de los hijos; sobre todo, allí se produce lo mas importante, el bienestar de todos.

La empresa familiar presta el servicio de formar personas, cuya calidad debe atenerse al examen de sus propias fortalezas y debilidades. Como toda empresa, la familia debe someterse al mantenimiento de los recursos físicos, especialmente de los recursos morales y emocionales.
VIVENCIAS PERSONALES EN FAMILIA

El amor y la amistad: Los primeros valores que se viven en la familia son individualmente el amor y la amistad. La amistad de pareja se enfatiza con el amor. La amistad se encarga de mantener el sentido amoroso mediante la ternura, el buen trato y la comprensión de los o compañeros de la unión vivencial. Con una buena amistad familiar, no puede atenderse el amor egoísta, rival, exigente; no debe haber en la familia amistosa, esclavismo ni personalismo, a nivel de los padres e hijos, entre esposos y compañeros, la familia es igualitaria y equitativa. La amistad familiar, en equilibrio y armonía, produce entre los miembros el verdadero y el autentico amor. Enseñan amor cuando viven el respeto y la tolerancia; se tratan decorosamente como esposos y compañeros; se comportan digna y cumplidamente como padres ante sus hijos; y son ejemplos de trabajo y esmero para superar los obstáculos.

El cariño y la tolerancia: vivir el afecto con sinceridad, la tolerancia y la consideración debida en la familia, son las consignas del hogar que produce protección y permanente dialogo. El medio hogareño sirve para que todos sus integrantes luchen y propendan por el acercamiento a la convivencia. Los padres dan ejemplos de abnegación y forman en los hijos la inmensa serie de valores para vivirlos al interior del hogar y luego experimentarlos en la comunidad.
El respeto: los valores se van dando y se van sintiendo para ayudarse y complementarse. En la familia el respeto es un valor imprescindible, sin el cual muchos otros no se dan o desaparecen, la familia invita a respetar y a respetarse cada quien así mismo.

En resumen la familia busca una mejor calidad de vida hacia la felicidad.

Los hijos debe ser respetados en sus vivencias y sentimientos y estos deben reconocer y respetar la autoridad de sus progenitores, los esposos o compañeros se deben el respeto y la consideración sincera i abierta. La ternura y la delicadeza brotaran donde el respeto sea la guía y el fundamento de vida familiar, respetándose en familia, sus componentes pueden en su momento de crisis, llegar al rescate de los valores que infortunadamente por fuera se debilitan o se pierden.

La honradez: las vivencias familiares abundan en experiencias valorativas, las palabras deben emplearse de acuerdo con los hechos; deben ser veraces, sinceras y honradas. El hogar como tal, vive y debe vivir la honorabilidad, ya que su vocación es el honor mismo; sin honor, es imposible hablar en el hogar de honradez. No es dable enseñar honradez en el núcleo familiar que miente, así sea con mentiras piadosas…la honradez se aprende por la lucha, el sacrificio por los hijos y el sacrificio de todo el conjunto familiar. Se aprende a ser honrado en la familia, cuando hay alejamiento frente al dinero fácil, combatiendo los vicios del alcoholismo, la drogadicción, el sexo desordenado, el despilfarro, la usura, etc.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: